Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza
CARITAS SE MOVILIZA EN TODA ESPAÑA CONTRA LA POBREZA

Cáritas se suma a la llamada de la Alianza Española contra la Pobreza a favor del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio

Como en años precedentes, Cáritas ha hecho un llamamiento a todos sus agentes --57.000 voluntarios y 4.600 trabajadores remunerados— a participar de forma activa en toda España en la agenda de movilizaciones sociales que coordina la Alianza Española contra la Pobreza a través de la campaña Pobreza Cero, en el marco del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

En esta edición y bajo el lema “¡Manifiéstate Contra la Pobreza!”, la Alianza recuerda que hay 1020 millones de personas que pasan hambre en el mundo, lo que evidencia la falta de voluntad política de trabajar por el cumplimiento de los compromisos adquiridos en el año 2000 por 189 jefes de Estado para alcanzar, en 2015, los 8 Objetivos de Desarrollo del Milenio, entre los que figura, precisamente, el de reducir a la mitad el número de personas que pasan hambre en todo el planeta.

Impacto de la crisis
En estos momentos, todos los esfuerzos realizados para acabar con la pobreza se ven amenazados por el impacto de la crisis internacional. Los elevados precios de los alimentos, el escaso nivel de educación, el alto coste de los medicamentos, la precariedad del acceso a la salud y la reducción de la ayuda al desarrollo hacen más vulnerables a quienes viven en la pobreza. Estamos ante un contexto de crisis integral, cuya solución no pasa por planteamientos económicos, sino por un nuevo modelo de crecimiento económico, de desarrollo y de valores.

En las movilizaciones celebradas el año pasado fueron 116 millones las personas que secundaron, tanto en nuestro país como en el resto del mundo, la llamada a rebelarse contra la pobreza, y que en toda España secundan las más de mil organizaciones que forman parte de la Alianza Española contra la Pobreza.

La fuerza añadida de «Caritas in veritate»
Este año, además, la participación de los trabajadores y voluntarios de Cáritas en las movilizaciones ciudadanas con motivo del Día para la Erradicación de la Pobreza cuenta con la fuerza añadida de la reciente encíclica de Benedicto XVI Caritas in veritate. En ella, dentro de un exhaustivo recorrido por los retos actuales a los que se enfrenta el modelo de desarrollo, se reflexiona de forma específica sobre el derecho a la alimentación y al agua, que, como recuerda el Papa, “tiene un papel importante para conseguir otros derechos, comenzando ante todo por el derecho primario a la vida”.

Es necesario –se señala en el número 27 de la encíclica-- que madure una conciencia solidaria que considere la alimentación y el acceso al agua como derechos universales de todos los seres humanos, sin distinciones ni discriminaciones (…) La vía solidaria hacia el desarrollo de los países pobres puede ser un proyecto de solución de la crisis global actual, como lo han intuido en los últimos tiempos hombres políticos y responsables de instituciones internacionales”.

Por ello, en el marco de esta convocatoria, Cáritas hace suya la apelación de Benedicto XVI a apoyar “a los países económicamente pobres mediante planes de financiación inspirados en la solidaridad, con el fin de que ellos mismos puedan satisfacer las necesidades de bienes de consumo y desarrollo de los propios ciudadanos”, con objeto de que “no sólo se pueda producir un verdadero crecimiento económico, sino contribuir también a sostener la capacidad productiva de los países ricos, que corre peligro de quedar comprometida por la crisis”.

Hacer presente en la sociedad a los pobres y marginados
La Confederación Cáritas orienta su acción hacia la promoción de la solidaridad de la comunidad cristiana y de la sociedad a favor del desarrollo integral de la dignidad humana de todas las personas que se encuentran en situación de precariedad. A la luz de los principios de la Doctrina Social de la Iglesia y de la defensa del acceso universal a todos los bienes, Cáritas ha ido adquiriendo desde su fundación, en 1947, una experiencia renovada y constante de trabajo con los pobres y para los pobres.
Por ese motivo, y consciente de la limitación e imperfección de las leyes sociales que deberían garantizar los derechos básicos de los últimos y no atendidos de nuestra sociedad, Cáritas, apoyándose en el respeto debido a la persona, se siente obligada a denunciar las situaciones de precariedad social y a hacer presente en la sociedad lo que la sociedad tiende a olvidar: el mundo de los pobres y marginados.

Más información sobre el programa de movilizaciones: www.pobrezacero.org

No hay comentarios: