Holanda tiene su primera escuela de Fair Trade

La Escuela Juliana en Schagen, una ciudad en el norte de Holanda, es la primera en Holanda reconocida oficialmente como Escuela de Fair Trade.

“Fairtrade, comercio justo, es una marca proveniente de un país en el que elaboran productos que son vendidos con precios honestos y pagables,” dice un alumno de octavo año de la Escuela Juliana. Comercio justo significa que los productores en países en desarrollo pueden recibir un buen precio por los productos que venden para exportación. Fair Trade Origina, es una organización que ha venido poniendo en práctica este sistema desde 1959.

La firma es un intermediario. Alrededor del 40 por ciento de los productos con la etiqueta Fair Trade, es vendido en las llamadas Wereldwinkel, o comercios mundiales. Dichos negocios cuentan con más de 400 tiendas en Holanda, y vendió cerca de 33 millones en productos a 2 millones y medio de clientes en 2007.

Uno de esos Wereldwinkels está en la Escuela Juliana en Schagen y es manejado por alumnus del octavo grado.

Primera escuela Fair Trade holandesa
El año pasado, la Escuela Juliana ganó una competencia por ser la primera escuela Fair Trade de Holanda. Pero la escuela ha venido trabajando con Fair Trade por casi quince años. La profesora Naomi Vermeulen dice que desde 1996, la institución ha tenido su Wereldwinkel. De modo que ya estaban preparados cuando la organización World Store anunció la competencia el año pasado. Primer Premio – la primera escuela oficial Fair Trade en Holanda.

“Es un premio para la escuela fair trade. Esto significa que hacemos mucho en beneficio de otros países. Con este negocio ayudamos mucho a países del Tercer Mundo y compramos mucho de Fair Trade. Por eso somos una escuela Fair Trade,” dice una alumna.

Cualquier escuela puede transformarse en una escuela Fair Trade. El fenómeno comenzó en el Reino Unido, donde actualmente hay más de 300 escuelas Fair Trade. Otros países donde hay escuelas Fair Trade son EE.UU., Australia, Francia, Bélgica y Alemania.

Tres condiciones
Una escuela necesita cumplir tres condiciones para poder se reconocida como fair trade: la propia escuela debe utilizar productos fair trade, la escuela transmite la importancia del comercio justo a sus estudiantes y a la comunidad y la escuela organiza actividades para promover el fair trade.

No es estrictamente necesario tener su propio negocio, pero los niños parecen disfrutarlo, y la maestra Naomi Vermeulen sostiene que los alumnos lo pueden comprender mejor si lo practican.

Otras dos escuelas en Holanda podrán transformarse dentro de poco en escuelas Fair Trade. Pero la Escuela Juliana siempre será la primera, y los niños que llevan la tienda están haciendo un buen negocio.

FUENTE:
Radio Nederland Wereldomroep

No hay comentarios: