CÁRITAS RECUERDA ANTE LA CUMBRE DEL CLIMA DE CANCÚN QUE «LOS POBRES NO PUEDEN SEGUIR ESPERANDO»

Cáritas Internationalis recuerda que la victoria sobre el cambio climático exige aceptar un estilo de vida más moderado en los países de mayor consumo

Cáritas Española participará en las sesiones de la Cumbre, que tendrá lugar del 29 de noviembre al 10 de diciembre

Para la  celebración de la Cumbre de la ONU sobre el Cambio Climático que tendrá lugar en la ciudad mexicana de Cancún del 29 de noviembre al 10 de diciembre, Cáritas Internationalis ha hecho pública una declaración en la que recuerda a los lideres mundiales que “los pobres no pueden seguir esperando”. Este el texto íntegro de la citada declaración:

«Hace un año, las comunidades pobres y más vulnerables ante el cambio climático pusieron sus esperanzas en los líderes mundiales para alcanzar un acuerdo justo en la Cumbre de Copenhague. Los políticos no consiguieron proporcionar los compromisos financieros para ayudar a los más necesitados a adaptarse al cambio climático, ni tampoco consiguieron recortar las emisiones de gases que asegurasen un futuro a las generaciones venideras. Durante doce meses preciosos se han mantenido reuniones con muy pocos avances en cada uno de estos campos. Los pobres no pueden seguir esperando.

Cáritas urge a los Gobiernos a que consideren estas recomendaciones en su encuentro en la Cumbre de la ONU sobre el Cambio Climático en Cancún (COP 16) del 29 de noviembre al 10 de diciembre en Méjico.

Financiamiento adecuado para adaptación de las comunidades más vulnerables

La victoria sobre el cambio climático tendrá un precio: la aceptación de un estilo de vida más moderado en los países con alto consumo. Nuestra ética nos llama a servir a las comunidades más pobres y vulnerables, aquellos que han contribuido en menor medida a generar el cambio climático, están sufriendo sus peores consecuencias.

a) Los 30.000 millones de dólares prometidos para financiación inmediata son esenciales para emprender acciones de adaptación urgentes y de capacitación en los países en desarrollo. Este financiamiento debe ser sostenido por acciones sectoriales específicas y gestionadas por los países beneficiarios, dirigiéndose a las necesidades de las comunidades más pobres y vulnerables que no tienen medios para afrontar las consecuencias del cambio climático.

b) Los países desarrollados deben asumir el compromiso de Copenhague para aportar 100.000 millones de USD anualmente para financiación a largo plazo en 2020. Estos fondos deben ser adjudicados de forma transparente, ser dirigidos a las prioridades nacionales y locales, y ser adicionales a la ayuda oficial al desarrollo. Es necesario un proceso que asegure la transferencia financiera y tecnológica en función de los últimos avances científicos y los efectos del cambio climático.

Un acuerdo justo, ambicioso y vinculante bajo la UNFCCC construido sobre la base del Protocolo de Kioto

Los Gobiernos deben trascender sus intereses nacionales a favor del bien común. Tenemos la responsabilidad conjunta de proteger los recursos naturales de la tierra buscando soluciones sostenibles para los efectos del cambio climático.

a) Todas las partes deben reafirmar su compromiso de alcanzar un acuerdo justo, legalmente vinculante y construido sobre la base del Protocolo de Kioto.

b) La Conferencia de Cancún (COP 16) debe establecer el mandato de proporcionar claridad en el aspecto legal de los resultados que se acordarán en el COP 17 en Sudáfrica en 2011. Se debe acordar un plan de trabajo y un cronograma para aumentar la operatividad de las negociaciones. Las coaliciones bilaterales y regionales son bienvenidas en su búsqueda de un acuerdo global y por alimentar el proceso de Naciones Unidas.

c) El acuerdo debe:

• Asegurar que los esfuerzos se dirigen a la meta de estabilizar la temperatura a 1,5° C por encima de los niveles preindustriales.

• Asegurar que el conjunto de los países desarrollados reduzcan sus emisiones de gases de efecto invernadero más de un 40 % en 2020 sobre los niveles de 1990. Este objetivo debe lograrse dentro de cada país y ser revisado a la luz de los avances científicos.

• Asegurar que los países en vías de desarrollo reciben apoyo en sus esfuerzos por limitar el crecimiento de las emisiones de gases de efecto invernadero con ayuda financiera y tecnológica».

Presencia de Caritas en Cancún

La delegación de la red Cáritas en la Cumbre estará liderada por Cáritas México y en la misma participarán más de 30 representantes de diferentes Cáritas nacionales de todo el mundo. Cáritas Española estará representada por Martín Lago, técnico del Area de Cooperación Internacional, que ya tomó parte en el encuentro celebrado el año pasado en Copenhague.

Cáritas México va a centrarse en los impactos sociales del cambio climático, especialmente en la pobreza, vulnerabilidad, salud, migraciones y seguridad alimentaria. Caritas México considera que son necesarios dos enfoques en el trabajo: por una parte, la sociedad civil debe vigilar y acompañar las decisiones de sus gobiernos, y, por otra, se debe sensibilizar a la opinión pública sobre la importancia de reducir los gases de efecto invernadero y cambiar los hábitos de consumo.

Caritas Internationalis es una confederación integrada por 165 Cáritas nacionales de todo el mundo. Caritas promociona el desarrollo integral humano, teniendo en cuenta los aspectos económicos, sociales, políticos, culturales, medioambientales y espirituales del ser humano. Nuestro objetivo es alcanzar una sociedad justa y, por tanto, la justicia es el eje central de nuestra estrategia respecto al cambio climático. Las dimensiones científicas, éticas, morales y teológicas deben considerarse conjuntamente para encontrar soluciones sostenibles al cambio climático.


FUENTE: caritas.es

No hay comentarios: