la lucha del comercio justo para el cambio social en Bangladesh

Entrevista realizada por Olokuti  a Shahnaz Parveen, gerente de exportaciones de la Cooperativa Aarong, organización de comercio justo de Bangladesh.

Shahnaz Parveen: Brac-Aarong es la unión de dos organizaciones de Bangladesh que trabajan juntas con el objetivo de proporcionar una fuente estable y remunerada de empleo para la población rural pobre.
Aarong, es una organización de artesanos de comercio justo que funciona como el brazo de comercialización de Brac, que se sirve de los ingresos generados por sus artesanías para mejorar las condiciones de vida de los artesanos, mayormente mujeres de áreas rurales, y las familias que integran este gran proyecto. Además han establecido una visión para ayudar a los artesanos a ayudarse a sí mismos para restaurar el orgullo y la autoestima, reactivando el arte y la artesanía tradicional de Bangladesh.


Olo: ¿Cómo surgió el proyecto Brac-Aarong?
SP: Con la visión de una sociedad libre, luminosa, saludable y democrática y libre de hambre, de degradación del medio ambiente por la pobreza y de cualquier forma de explotación. Brac comenzó su andadura en 1972, después de la guerra de liberación. Aarong se estableció en 1978 como una organización de comercio justo que se dedica a producir cambios positivos en las vidas de artesanos en desventaja y mujeres desfavorecidas de entorno rural buscando la promoción de sus artesanías.
Uno de los grandes objetivos es confirmar los derechos de las mujeres y establecerse como un activo valioso en la sociedad. En ese proceso Aarong contribuye en gran medida al objetivo de Brac de alivio de la pobreza y el empoderamiento de los pobres de Bangladesh.
Mrs. Ayesha Abed, esposa de Sir Fazle Hasan Abed, fundador de Brac, encontró que no existía una fuente para que las mujeres generen ingresos. Ella comenzó a dar algunos diseños tipo Kantha Nakshi a las mujeres en las zonas rurales de folletos y ella recogió los cubrecamas Kantha Nakshi para venderlos en la capital, Dhaka. Más tarde pensó en abrir una pequeña tienda. Aarong comenzó su viaje en Sukrabad con una pequeña habitación.

Olo: ¿Cuántas personas se benefician de su organización y de qué forma?
SP: Aarong abraza y nutre a 65.000 artesanos, el 85% de los cuales son mujeres. Hoy en día, Aarong se ha convertido en la organización sobre la cual se organizan los diferentes grupos cooperativos, los artesanos y sus familias, en un esfuerzo para posicionar la industria nacional de la artesanía en un referente mundial de aprecio y reconocimiento.
En Bangladesh el concepto de comercio justo no es popular. Aarong desempeña con dificultad el papel de promover los estándares de comercio justo y sus beneficios para la sociedad. Los puntos de venta Aarong sirven de puntos de referencia y control para las actividades de promoción del comercio justo en Bangladesh. Como resultado, la gente se interesa en el producto de comercio justo y es posible ofrecer una mayor demanda del producto a nuestros proveedores, productores y artesanos.

Olo: ¿Qué presencia tienen a nivel internacional?
SP: Aarong está dentro de la industria del comercio justo desde hace mucho tiempo y durante este largo período Aarong ha participado en diferentes eventos en distintas partes del mundo. Esto ha permitido aumentar su presencia internacional y convertirse en un referente por su promoción del comercio justo. Por este motivo, el comprador (importadores de comercio justo a Occidente) que tiene en la mente el comercio justo considera a Aarong como proveedor de referencia. El éxito de Aarong ha logrado crear una buena posición en el mercado mundial de comercio justo que beneficia también a los importadores de productos de comercio justo.

Olo: ¿Qué elementos destacan de los trabajos artesanales de Aarong?
SP: Cerámica, cuero, bambú, caña, yute, madera, joyas cosidas a las prendas hechas de telas tejidas a mano… Aarong ofrece una enorme variedad de productos hechos por artesanos de todo el país. Los productos de Aarong son una mezcla de técnicas artesanales indígenas con el diseño contemporáneo, lo que hace que sean del gusto estético tanto en Bangladesh como en el extranjero. Con un outlet en Londres y exportaciones regulares a Europa, EE.UU., Canadá, Australia y Japón, Aarong se le reconoce como una empresa próspera internacional por su alta calidad y productos bien diseñados.

Olo: ¿Qué criterios se tienen en cuenta para diseñar nuevos productos que encajen en Europa?
SP: Cerámica, cuero, bambú, caña, yute, madera, joyas cosidas a las prendas hechas de telas tejidas a mano… Aarong ofrece una enorme variedad de productos hechos por artesanos de todo el país. Los productos de Aarong son una mezcla de técnicas artesanales indígenas con el diseño contemporáneo, lo que hace que sean del gusto estético tanto en Bangladesh como en el extranjero. Con un outlet en Londres y exportaciones regulares a Europa, EE.UU., Canadá, Australia y Japón, Aarong se le reconoce como una empresa próspera internacional por su alta calidad y productos bien diseñados.
SP: Normalmente, los “compradores eligen sus líneas de productos de acuerdo a sus necesidades. Nos piden que envíe catálogos electrónicos con nuestros diseños y luego modifican o envian nuevos diseños.
En los países europeos normalmente exportamos camisetas, elementos pintados, objetos de decoración, velas, artículos de metal, artículos de papel, artículos de Nakshi Kantha, productos herbales, textiles para el hogar, etc. Aarong desarrolla varias líneas de productos tanto en el mercado local como para la exportación. Sólo para tener una idea puede visitar: www.aarong.com



Olo: ¿Tiene planes para desarrollar nuevas líneas de productos?
SP: Las artesanías requieren siempre de nuevos diseños, mucho más que otro tipo de productos. Los diseñadores de Aarong siempre están trabajando para desarrollar nuevos diseños. Nuestros compradores también nos ayudan proporcionando nuevos diseños con sus propias tendencias de moda. Con trabajo duro y el esfuerzo del artesano Aarong, cada diseño acaba convirtiéndose en un producto hermoso.

Olo: ¿Cuáles son los desafíos que enfrenta en el futuro?
SP: Vamos a enfrentarnos a un gran desafío sobre todo debido al precio inestable de las materias primas. La mayoría de las materias primas son importadas, por lo que los precios de nuestros productos están encareciéndose. Este es el motivo por el que en algún momento los productos no son competitivos. La gente quiere comprar productos baratos y de innovación y con baja mano de obra. Y es que los productos que están hechos por máquinas también parecen hechos a mano. Los artesanos se verán muy influidos por hacer los productos a mano en un futuro próximo, porque se trata de un mercado competitivo que no valora los productos hechos con trabajo duro. Los artesanos no estarán interesados en formar a sus propios hijos como artesanos. En un futuro próximo habrá falta de artesanos de calidad. Dado que la mayoría de las obras son tradicionales. Los artesanos necesitan condescendencia. Tenemos una falta de diseños internacionales y de colores de tendencia.

Olo: ¿Cuáles son sus planes para el crecimiento económico?
SP: Para el crecimiento del negocio, tenemos que mirar telas nuevas, nuevos diseños, la combinación de bordado en punto de máquina y a mano, utilizar materiales reciclados, a combinar las máquinas y el arte de la mano en un único producto, etc.

Olo: ¿Y para el crecimiento social de su comunidad?
SP: Hemos empezado a educar a los artesanos sobre la salud, el agua pura, el saneamiento, el medio ambiente, que ayudará a nuestros artesanos a ser más conscientes de la salud. En nuestras fundaciones se han establecido plantas de tratamiento de aguas residuales y también estamos pensando en utilizar el método en escala con las agrupaciones de productores individuales.

Olo: Muchas gracias por compartir esta experiencia con nosotros.
Shahnaz Parveen es gerente de exportaciones de la Cooperativa de comercio justo Aarong.

Para más información sobre los trabajos de comercio justo de Aarong, visita: http://www.aarong.com/

Gracias a Olokuti por dejarnos reproducir en nuestro blog esta interesante entrevista

No hay comentarios: