CÁRITAS INTERNATIONALIS EXHORTA A LOS PAÍSES A ALCANZAR UN ACUERDO SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO EN LA CUMBRE DE DURBAN


El presidente de Cáritas Internationalis, cardenal Óscar Andrés Cardenal Rodríguez Maradiaga, encabeza la delegación de Cáritas que participa en la ciudad sudafricana de Durban en las sesiones de la cumbre de la ONU sobre el cambio climático, que comienzan hoy, 29 de noviembre, y se prolongarán hasta el 5 diciembre. El purpurado ha asegurado su voluntad de “exhortar a los Gobiernos para que alcancen un acuerdo sobre el cambio climático, que anteponga las exigencias de las comunidades de países en vías de desarrollo a otros intereses particulares y les asegure un futuro sostenible”.
El cardenal Rodríguez Maradiaga y Cáritas Sudáfrica lideran una delegación formada por representantes de 20 Cáritas de distintos países del mundo, que participarán en varios de los eventos  programados en Durban, concentrándose en las consecuencias del cambio climático para África.
Cáritas Española estará representada en esa cumbre por Inmaculada Cubillo, técnica del Equipo de Sensibilización e Incidencia, y Martín Lago, técnico del Área de Cooperación Internacional.



Frenar la amenaza del cambio climático
“Nuestro clima está cambiando”, ha señalado el purpurado. “Las organizaciones Cáritas responden con mayor frecuencia a emergencias provocadas por condiciones climáticas cada vez menos previsibles y extremas en todo el mundo. Este año se han registrado inundaciones en Centroamérica, así como en el Sur y el Sudeste asiático, mientras la sequía ha devastado toda la región oriental de África”, ha explicado.
Parta el presidente de Cáritas Internationalis “es necesario tomar medidas urgentes. Las negociaciones de Durban sobre el clima no deben demorarse posteriormente. No hay que permitir más retrasos, es prioritario alcanzar un acuerdo internacional que ponga freno a la amenaza del cambio climático, con el fin de orientar al mundo hacia el camino de un futuro más justo y sostenible”.
Este año África oriental está sufriendo la peor sequía de los últimos cincuenta años.  Esta situación no es nueva en esa región, sin embargo los cambios registrados en el clima, junto con la falta de inversiones, la competencia por la tierra y el agua, han mermado la capacidad de la población local a hacer frente a estas situaciones extremas.
“Todo el mundo es vulnerable al cambio climático, pero los países pobres se ven mayormente afectados. África es uno de los continentes más vulnerable a las repercusiones del cambio climático. Los africanos tomarán una posición en Durban y ha llegado el momento de que el mundo entero apoye a África”, afirma el cardenal Rodríguez Maradiaga.
Reducir el 40% las emisiones de gases de efecto invernadero
Para Cáritas, las negociaciones de la reunión de Durban deben permitir adoptar las medidas necesarias para alcanzar un acuerdo que justo, ambicioso y jurídicamente vinculante, que se estructure sobre el Protocolo de Kioto. Es necesario adoptar decisiones que obliguen a los países desarrollados a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en más del 40 por ciento para el 2020.
Cáritas defiende la plena operatividad del Fondo Verde para el Clima y recuerda que las medidas de adaptación al clima deben recibir fondos públicos considerables, porque las poblaciones pobres y vulnerables son las más afectadas.
Una preocupación importante para Cáritas es asegurarse de todos los hombres y mujeres del planeta tengan comida suficiente, segura y sana. Dado que el cambio climático afecta a la seguridad alimentaria, porque las nuevas condiciones climáticas repercuten seriamente en la agricultura, el derecho a la alimentación debe ser un principio guía en Durban. Para Cáritas, eso significa garantizar que mil millones de personas que viven en la pobreza extrema sean a la vez beneficiarias y motores del cambio, en el marco de políticas agrícolas que potencien la seguridad alimentaria.
Campaña “Sembremos Justicia Climática”
Desde noviembre de 2008, Cáritas Española viene participando de manera activa en la campaña coordinada por Cáritas Internationalis, en colaboración con CIDSE, bajo el lema “Grow Climate Justice” (Sembremos Justicia Climática).
 Con esta iniciativa de carácter global se pretende, por una parte, impulsar la sensibilización de la opinión pública y de las comunidades cristianas sobre el reto que plantea para el futuro de la humanidad los fenómenos de desarrollo y sostenibilidad relacionados con el cambio climático, y, por otra, poner en marcha una estrategia de incidencia política que impulse medidas urgentes para paliar los efectos del cambio climático en los países más desfavorecidos.

fuente: caritas.es

No hay comentarios: