¿QUÉ ES EL HAMBRE?

Terminamos  la semana recomendando la web de la campaña Una sola familia humana, alimentos para todos donde tenéis todos lo materiales y testimonios de la misma.
Os dejamos con una breve explicación sobre lo qué es el hambre extraída de esta web:
¿Qué es el hambre?
El hambre existe cuando las personas no tienen alimentos suficientes, seguros y nutritivos, para un crecimiento y desarrollo normales, así como para llevar una vida activa y saludable. Eso significa que viven en una situación de inseguridad alimentaria, que puede ser crónica, temporal o transitoria.
La inseguridad alimentaria puede ser causada porque no hay comida suficiente, o bien porque las personas no tienen dinero para comprarla. Los alimentos podrían también estar mal distribuidos a causa de sistemas débiles o desigualdades económicas. También podrían ser mal utilizados en el hogar o a nivel nacional en el país.
¿Qué es la malnutrición?
La malnutrición existe cuando las personas no tienen una dieta con el aporte suficiente de nutrientes combinados. Aquí se incluye tanto la subnutrición como la hipernutrición. Como resultado de la subnutrición, una persona está por debajo de su peso forma, puede se demasiado bajo de estatura (o raquítico), peligrosamente delgado (o demacrado) o carente de vitaminas y minerales.
¿Quién está subnutrido en el mundo?
Unos 870 millones de personas en el periodo 2010–12. Eso significa que el 12,5 % de la población mundial o una de cada ocho personas. La gran mayoría de ellas – 852 millones– viven en los países en vías de desarrollo, en los que se cree que casi el 15% de la población está hiponutrida. En América Latina y parte de Asia, el número y el porcentaje de personas subnutridas está disminuyendo, mientras que en África y Asia occidental está aumentando.
¿Por qué hay tanta gente que pasa hambre?
Hay alimentos suficientes en el mundo, sin embargo 842 millones de personas pasan hambre. El hambre no está causada por la carencia de alimentos, sino por la falta de justicia. En todo el mundo, Cáritas es testimonio de las nocivas consecuencias de esta falta de justicia, de la desigualdad de acceso a alimentos adecuados y a la nutrición. Cáritas cree que esto es una crisis moral y humanitaria, exacerbada por políticas y prácticas injustas, como distorsiones del mercado causadas por excesiva especulación financiera, en productos alimentarios básicos, conflictos armados, la desviación de recursos alimentarios del consumo a la producción de energía, el desperdicio de alimentos y el fracaso por no facilitar el acceso a los mercados a productores de países en vías de desarrollo.

No hay comentarios: